49003_614x327

Casi es un hecho que el USB Type-C se convertirá en el estándar definitivo para todos los dispositivos que usamos, de teléfonos y tablets, hasta wearables. Y no es casualidad, pues los titanes de la industria lo están apoyando —incluidos Google y Apple— por tener un conector reversible que puede transmitir datos y energía a velocidades increíblemente rápidas.

En pocas palabras es una maravilla, pero hay algo que podría arruinar la magia: un cable defectuoso o, peor aún, uno de mala calidad.

Benson Leung, un ingeniero del equipo de desarrollo de la Chromebook Pixel, se puso a probar todas las marcas que actualmente fabrican cables USB-C, desde las costosas y exclusivas, hasta las más baratas. Eventualmente sucedió lo obvio y llegó a uno modelo que quemó su laptop.

En su perfil de G+ este desarrollador dice que el culpable fue un SurjTech 3M USB 3.1 Type C to Standard Type A de $10 dólares, dado que tiene una pésima fabricación. “Algunos hilos de alambre estaban muy mal soldados y otros simplemente no estaban”. Al parecer los adaptadores son los que causan más problemas, pues consumen demasiado poder o, por el contrario, mandan electricidad insuficiente.

Y es que el Type-A, el rectangular súper antiguo, no está diseñado para manejar la intensidad energética del USB-C —el estándar 3A—, así que la única forma de garantizar una comunicación estable y segura, es si el fabricante lo construye de una manera muy específica y, obviamente, si usa control de calidad para verificar que cada cable funciona correctamente. No todas las marcas se toman la molestia de hacer ese último paso.

Leung dice que si ambos extremos de tu cable tienen este conector, puedes estar suficientemente tranquilo:

Lo mejor, como siempre, es conseguir cable originales o en todo caso, de marcas muy reconocidas. Es más caro, pero al menos así tienes la certeza de que no van a quemar tus dispositivos.

Pero si te quieres arriesgar, evita estas marcas:

  • iKNOWTECH
  • NXET
  • SurjTech
  • TRADERPLUS
  • SAWAKE

La ironía es que no todo lo barato es sinónimo de mala calidad. Hay varias marcas que ofrecen productos de bajo precio y muy alta calidad, como este Type-C en los 2 extremos de Anker que también cuesta $10 dólares —igual que el defectuoso que usó Leung—.

 

Fuente: QORE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s